sábado, marzo 29, 2008

El PCR, los premios nóbel y los argumentos ad verecundiam

Si alguien me preguntara cual fué la tecnología que marcó el desarrollo de la biología molecular a finales de siglo pasado respondería sin pensar que fué el PCR. PCR es el acrónimo en inglés para la Reacción en Cadena de la Polimerasa (Polimerase Chain Reaction) que es una reacción in vitro de polimerización de ADN. El mecanismo es muy sencillo y nos permite obtener millones de copias de un fragmento específico de ADN. Para entender el proceso de amplificación recomiendo que lean el link de la wikipedia en español pero también les presento este video que es bastante bueno (subanle el volumen a la compu porque el audio está muy bajo):



Actualmente esta técnica ha sido refinada y expandida de tal forma que no solo podemos amplificar y aislar fragmentos de DNA sino que también podemos construir mutaciones (y cometer pecado mortal en el proceso), estudiar los patrones de expresión genética, identificar microorganismos y clasificarlos, hacer pruebas de paternidad y detectar genes que predisponen a enfermedades entre otros usos. Para que se den una idea hace 25 años cuando mi tutor era alumno de posgrado el aislamiento de un gen era una tésis de licenciatura, hoy en dia yo hago eso en 2 hrs. Gracias a esta técnica los alcances de cada trabajo se expandieron considerablemente y no creo que hoy exista un solo trabajo de biología molecular que no haga uso de esa tecnica.
El inventor de esta técnica fué un cientifico de la industria llamado Kary Mullis que trabajaba para la compañia Cetus. La historia de como inventó el PCR la pueden leer en su discurso de aceptacion del Premio Nobel, premio que por la importancia y el impacto de la tecnica sin duda se merecía. Sin embargo Kary Mullis también es famoso por ciertas posturas controvertidas. Un vistazo a su entrada en la wikipedia muestra que es partidario de la astrología y mas descepcionantemente de la corriente negacionista del VIH como causante del SIDA, . Incluso el Dr. Duesberg, el eje del movimiento negacionista, presume continuamente que el premio Nobel que inventó la técnica que se usa para calcular la carga viral es partidario de su corriente e incluso prologó su libro. Este caso es un ejemplo clásico del tema principal de esta entrada que son los argumentos ad verecundiam. Estos son aquellos cuyo único soporte radica en la importancia, respeto y fama del que lo expone o del que lo apoya y son usados continuamente en el caso de los laureados con el Nobel. Todos recordamos la polémica, sorpresa y desencanto tras los desafortunados comentarios del Dr. Watson. ¿Cómo un genió como él fué capaz de emitir juicios tan reprobables? ¿Cómo otro genio como Mullis es capaz de negar que el VIH es causante del SIDA? La respuesta es simple: no son genios! son científicos comunes y corrientes que tuvieron la visión y la claridad puntual de descubrir o inventar algo trascendente. Sin embargo eso no garantiza que absolutamente todo lo que emane de su boca va a salir con la misma certeza que sus trabajos premiados. Pongamos como ejemplo a Kary Mullis, yo definitivamente estaré eternamente agradecido por la técnica de PCR, me fascina diseñar PCRs mutagénicos (y cometer pecado mortal en el proceso) y lo uso para buscar clonaciones y ahorrarme dias de trabajo. Sin embargo si hacemos una busqueda en PubMed de los trabajos de Kari Mullis econtraremos esto. Ha participado en 17 artículos, el primero en 1971 y el último en 1995, hace 13 años que dejo de trabajar!. De esos solo uno trata sobre el SIDA y lo publica en una revista con índice de impacto 1.5 que es bastante bajo. Para colmo en 9 de los demas artículos ocupa un lugar de menor importancia en la lista de autores (los dos primeros autores generalmente son los que hicieron el trabajo y el último el jefe, esos tres son los lugares mas importantes) y en los que es primer autor o autor único el tema es el PCR. Por lo tanto el Dr. Kary Mullis no ha realizado investigación en VIH que le permita afirmar con autoridad científica que este no es el causante del SIDA. Incluso en el capítulo sobre el SIDA de su libro autobiográfico (y que los negacionistas citan como argumento) no da ninguna evidencia por la cual el PCR no pueda ser usado para calcular la carga viral (Sorry, está en Ingés). Kary Mullis solo basa sus argumentos en la ausencia de evidencia que lo convenza y las refuerza con su medallita de Nobel, la misma bajo la cuál se esconde Duesberg cada vez que menciona a Mullis.
Esta entrada no busca demeritar la credibilidad de Mullis para atacar la corriente negacionista, lo que busca es advertir que todo comentario de un científico debe ser cuestionado a pesar de que sea muy famoso. Toda afirmación que emita si no está acompañada de evidencia científica no es mas que una opinión como la eue cualquiera puede emitir y muchas de esas opiniones pueden ser errores garrafales o simples necedades. Kari Mullis inventó la técnica que revolucionó la biología molecular pero no tiene evidencia para negar los efectos del VIH en el cuerpo humano, James Watson determinó la estructura del DNA pero no sabe nada de la determinacion genética de la inteligencia humana. Creo que el problema es nuestra tendencia a generar heroes e ídolos, si un científico llega a los medios y se gana un premio automaticamente lo consideramos un genio y cualquier cosa que diga es verdad y ejemplo. Un razonamiento escéptico no acepta ninguna afirmación en ausencia de evidencias, ni siquiera de un premio Nobel, porque fuera de ese trabajo ue le dio notoriedad generalmente hay un hombre común y corriente que carga con defectos y virtudes.

Y como gran final el toque cómico-noñico de está entrada esta a cargo del video de la canción sobre el PCR (chiste babas que es probable que solo entendamos los moleculares):
Publicar un comentario